Trenzas

No sé a vosotras pero a mi las trenzas me dan mucha pereza y si se trata de trenzas en calcetines la pereza es máxima. Tanto es el nivel de pereza que he descartado patrones preciosísimos por culpa de ellas. Pero hace unos días la cosa cambió.

En el primer pedido que hice a Eat.Sleep.Knit cayeron dos madejas de Shibui yarns calidad Sock en un rojo espectacular (concretamente el Chinese red) y debía encontrarles un patrón digno para ellas. Así que saltándome mi propia norma de “prohibido trenzas en patrones de calcetines” escogí el patrón de los Heart to heart socks incluídos en el libro toe-up socks in a box (que aunque no lo parezca sigo con el reto!!!)

Hago la puntera sin problema y cuando empiezo el patrón empiezan mis males. Tener que usar la aguja auxiliar para un mini punto es mortalllllll y hacerlo a la valiente, dejando el punto al aire es correr un riesgo totalmente innecesário.  Así que me puse a buscar en Google y, como viene siendo habitual, ¡duda resuelta a la primera!

Por lo que veo hay dos métodos de hacer trenzas sin aguja auxiliar (y si hay otro tampoco he buscado más).

Únicamente he probado el primero y me ha encantado, en dos repeticiones de patrón no se me ha escapado un solo punto así que queda oficilamente adoptado como método para hacer trenzas.

Con el segundo lo veo un poco más “peligroso” y no tan rápido ya que primero deslizas, tejes y luego cruzas. No sé vosotras pero yo si me ahorro un paso mejor :D

Adiós agujas auxiliares, adiós!!!!!!!

12 thoughts on “Trenzas

  1. Conozco estas dos técnicas desde hace tiempo, pero si te digo la verdad, no me he animado a probar nunca! La verdad es que me gusta usar la aguja auxiliar, jajaja, manías mías, aunque esto es súper útil si no la llevas contigo :D

    1. Yo puedo decir que ODIO con todas mis fuerzas la aguja auxiliar! Si no he hecho más cosas con trenzas es por la dichosa aguja, ya digo, me da una pereza tremenda usarla! (y con el tiempo ha empeorado! jajaja)

  2. Yo también soy de las que disfrutan con la aguja auxiliar (porque somos varias, ¿verdad?). No sé, me siento como una profesional. O como una máquina de trenzas. Aunque cuando descubrí esas técnicas sin la agujita me cambió la vida y de vez en cuando las aplico.

    1. Yo, sinceramente, no os comprendo :P (y lo digo con todo mi cariño, eh???) para mi es un auténtico engorro: parar, coger la auxiliar, pasar el punto, tejer los que tocan, tejer los que tocan de la auxiliar y seguir… pfffff me canso sólo de pensarlo aunque si es en algo “grande” no me da tanta pereza como en los calcetines.

      Así como tejer me relaja si tengo que hacer trenzas/ochos o cualquier cosa que precise de una auxiliar me estreso, con este método he vuelto a enamorarme de hacer trenzas y ochos :D

  3. A mí me cambió la vida. Adoro las trenzas con todas mis fuerzas y ese sentimiento es inversamente proporcional a lo que siento por las agujas auxiliares. Yo aprendí a hacer treanzas sin aguja auxiliar en diciembre de 2010 y desde ese día (no, desde ese minuto) nunca jamás he vuelto a coger la auxiliar. Ni para las trenzas más gordas. No! Y si se me escapa algún punto lo recojo sin mayor problema.

    1. ¿y para las trenzas más gordas como lo haces? ¿igual? Me alegra ver que no soy la única que le tiene tirria a la aguja auxiliar :D

      Bendito ese diciembre de 2010, verdad? Yo guardaré en mi memoria junio 2013 como la gran liberación!!! (ains… la de patrones molones que he descartado por su culpa!!!)

  4. La verdad es que yo no tengo problemas con la aguja auxiliar, pero si bien es cierto, nunca he tejido medias con trenzas jajajja!!!
    Pero me parece genial que haya una forma de no tener que usarla, como bien dices tu, si te puedes saltar un paso, que mejor!!!
    Gracias por compartir!!!

    Naturaleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *