El gran teatro

Esta entrada poco tiene que ver con las agujas de tricot o crochet, sino más bien del tuneo y el reciclaje.

Estas navidades mi hijo mayor pidió un teatro para las marionetas pero después de buscar y buscar no encontré nada económico y mucho menos especial así que me animé a hacérselo yo.

Primero pensé en comprar unos listones y hacerlo desde cero pero finalmente el moho me lo puso más fácil. Desde que nos mudamos en septiembre algunos juguetes fueron guardados en el trastero. Lamentablemente, el trastero no está bien aislado y se filtra agua, por lo tanto, todo aquello que tiene contacto con el suelo, se llena de moho.

Así que a sabiendas que la pizarra estaría para tirar la subí a casa y no me equivocaba.

Nuestra pizarra era el caballete MÄLA de Ikea y tenía las dos pizarras completamente deformadas e hinchadas y las maderas cubiertas de una capa verde de moho.

Agua, lejía, spray de pintura de los chinos y una visita al ikea para comprar unos soportes de estanterías y unas telas hicieron que una triste pizarra mohosa se conviertiera en un gran teatro digno de las mejores obras.

12 thoughts on “El gran teatro

    1. Muchas gracias!!!
      Pues sí, la verdad que se montan unos buenos espectáculos, desatana toda su imaginación y ala! obra servida! jejeje

      1. Al trastero, para que no esté tan en contacto con la humedad, o incluso en el techo o paredes por donde se filtre, inventos del TBO sí, pero mientras no te estropee todo, que lastimica :(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *