Domingo perezoso

Domingo sin ganas de tejer o ganchillear así que lo hemos aprovechado para hacer unos espantapájaros.

El otro día me compré cinta de rafia natural para hacerme un bolso pero después de hacer la prueba me di cuenta de que con la cantidad que tenía no me llegaría ni a la mitad así que decidí sacrificarla para otros usos.

 

Pensando, pensando se me ha ocurrido que cada niño hiciera un espantapájaros y este ha sido el resultado. No sé si asustarán muchos pájaros (además más que espantapájaros necesitamos espantacaracoles!) pero han estado un buen rato entretenidos cortando, cosiendo y pintando.

 

 

12 thoughts on “Domingo perezoso

    1. Bueno, yo no me fiaría mucho de probarlos… Que nuestra recolecta del invierno han sido dos acelgas gracias a los sres. caracoles y el pagés pasó a usar productos químicos contra ellos (y aun así, antes de morir, se pegan el gran atracón!!)

      Creo que haré un caracol de ganchillo con cara malvada a ver si así…

      1. la mejor forma de acabar con ellos es comerselos!!!
        ¿Donde está la gracia de tener huerto si lo llenas de químico? :S
        Prueba con lo del ganchillo pero si no lleva paja no funcionará ¿no? jajaja

        1. La gracia de tener huerto es obtener algo de él. Básicamente, eh? que es un poco frustrante plantar y ver que a los dos días no tienes NADA y que nada natural funciona. Bueno, miento, las cebollas no se las comen ¬¬

    1. aaaaargh! Caracolesssss! Quita, quita! prefiero comer sólo cebollas eso sí, luego que no se queje nadie con mi aliento de ultratumba :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *