De “vacaciones” forzadas

Agosto pintaba francamente bien, iba a compaginar el trabajo con todos los planes que teníamos organizados: ir al Delta del Ebro, Port Aventura, parques acuáticos, mucha playa y muchas cenas al fresquito.
Entre mis planes tejeriles de verano entraba terminar el cardigan de mi hermana, (ese que hace meses debería haber terminado) centrarme en Misio y hacerle otras sandalias a Garbancito, muy light pero el verano es lo que tiene…

Todo perfectamente organizado, todo genialmente pensado hasta que un coche decidió saltarse un ceda el día 1 de agosto. Latigazo cervical, coche en el taller 4 días mínimo y de baja (en todos los sentidos). Adiós verano.

En el fondo doy gracias. Estoy “bien” y entre todo lo que podía haber pasado, esto no es “nada”.

Así que me voy a tomar unas vacaciones forzosas de blog. ¡Espero volver pronto! 

De mientras, os deseo un muy buen verano desde mi sofá :D

10 thoughts on “De “vacaciones” forzadas

  1. Espero que te repongas pronto! Y que puedas disfrutar del verano con salud .

    Ahora ha hacer bondad! Bsos

  2. ai nena quina merda!!! sort que “només” ha estat un ensurt
    intenta treure’n el costat positiu i com diu la gemma, surt a navegar.. des del sofà

    una abraçada no gaire forta que fa mal tot :-)

  3. Ohhh que mala suerte!! bueno si necesitas algo ya sabes que estoy cerquita ;) y por el blog no te preocupes ya lo retomarás cuando te recuperes, besitos!

  4. vaya Marta, es un fastidio!!!!! pero piensa que estas bien, q no te ha pasado nada grave….. asi q como dice Gemma busca nuevos proyctos para cando estes bien!!! muchos besos y cuidate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *