¡Cuidado!

¡Un oso!

Este osito bola iba a ser un regalo pero al final no me ha gustado demasiado el resultado así que lo hemos adoptado en casa.

Está hecho con la lana de alpaca que compré en ovillos.com y me ha costado un mundo trabajar con ella y el ganchillo (he usado lo que vendría siendo un 3’5mm). Eso sí, el tacto fantástico! Es suave, suave y el adoptante del osito ha quedado encantado!

Los ojos es otra historia, llevo casi todo el día pensando en como hacerle la cara ya que no tengo ojos para amigurumi y al final se me ha ocurrido hacerlos con fimo. Una barrita de fimo negro que no sé ni cuando compré y que jamás usé. He hecho dos pares de ojos, unos más alargado y estos, completamente redonditos y que han acabado siendo los elegidos, no quedan tan monos como los safety eyes pero algo es algo.

 

 

 

4 thoughts on “¡Cuidado!

    1. jejej gracias!!

      El fimo es una pasta moldeable. Le das la forma que quieres y al hornearla se endurece y ya no la pierde. Seguro que la has visto en multitud de ocasiones, se usa mucho en bisutería para collares, pendientes, etc porque al mezclar varios colores da unos dibujos “curiosos”. Yo no la había usado nunca y tampoco sabía ni que lo tenía pero me ha ido bien :)

      goo.gl/EPfj2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *